Guía para elegir deportes para niños y niñas

Guía para elegir deportes para niños y niñas
¿Fútbol, tenis, baile, ciclismo, natación, baloncesto…? Esta pequeña guía te ayuda a elegir deporte según su edad.

De todos es sabido que el ejercicio físico es esencial para mantener una buena salud, tanto física como mental.

Por eso debemos fomentar la práctica del deporte desde una edad temprana, ya que además de garantizar el bienestar y un buen crecimiento, facilita una adecuada socialización, enseñando valores como el respeto y la igualdad, y normas de conducta como la responsabilidad y la tolerancia, contribuyendo todo ello al desarrollo de la personalidad y a la capacidad de trabajo en equipo.


Deportes para niños y niñas

Deportes para niños y niñas

Pero, ¿qué deporte es el más adecuado? El primer factor que hay que tener en cuenta a la hora de elegir un deporte será la edad, ya que las necesidades del cuerpo y la capacidad de atención y concentración son distintas. Para evitar la desmotivación y el abandono, es fundamental que la elección se haga de forma consensuada, entre el gusto e interés que suscite en ellos y las preferencias de los padres.
 

Deportes para niños y niñas de entre 3 y 5 años

Si tienes niños de entre tres y cinco años, es importante que realicen ejercicio físico, muy necesario para el desarrollo físico y mental. Pero eso sí, procura que no les lleve más de tres o cuatro horas a la semana, ya que no debemos agobiar a nuestros hijos e hijas con infinidad de actividades extraescolares, restándoles tiempo para que hagan sus deberes, merienden o simplemente jueguen.

También es importante preguntar antes a su pediatra la conveniencia de realizar determinados ejercicios o actividades, teniendo en cuenta su constitución física o si existe algún problema en el sistema motor.

Deportes para niños y niñas de entre 3 y 5 años

En este periodo, el niño o niña aprende y se socializa jugando, así que utilizar el juego como vehículo conductor es ideal para despertar su interés por el deporte.

Probar, sin más pretensiones que jugar y experimentar, permite valorar sus preferencias y habilidades, seleccionando para una práctica regular aquellos deportes que le resulten más interesantes o cómodos. Hacer ejercicio no debe convertirse en una obligación ni en un suplicio.

La bicicleta es una actividad que a todos gusta, y a esta edad, la natación resulta ideal para trabajar aspectos como la coordinación, la resistencia o la disciplina, aunque cualquier otra actividad que conlleve moverse y vaya acompañado de juego será estupenda.
 

Deportes para niños y niñas de entre 5 y 7 años

En esta periodo es ideal que tu hijo/a siga probando actividades, afianzando así distintas habilidades físicas, para que al final de esta etapa, se decante por los deportes que más les gusten.

Deportes para niños y niñas de entre 5 y 7 años

Puedes animarle a practicar un deporte individual como la gimnasia, las artes marciales o la natación, y otro colectivo, para reforzar el compromiso con el trabajo en equipo, como el fútbol, el baloncesto o el voleibol.

Si tú haces deporte, ellos harán deporte, por lo que es aconsejable que a esta edad también se practique ejercicio físico en familia, aunque sabemos que no siempre será posible, debido a problemas de conciliación familiar y laboral, y a la falta de tiempo por motivos de trabajo. Madres, padres, hermanos o hermanas mayores que practican deportes, son siempre un referente y una motivación.
 

Deportes para niños y niñas de entre 8 y 10 años

Tu hijo se está haciendo mayor. Si ya practicaba deporte, probablemente continuará motivado, si no, es un momento especialmente importante para el inicio del mismo, ya que nos encontramos en una etapa en la que los niños, en general, se vuelven más sedentarios y prefieren pasar sus ratos libres jugando a videojuegos, en internet, viendo a sus youtubers favoritos o en redes sociales. Aquí el papel de los padres y madres es fundamental, cuanto antes, deben motivarlos para que inicien la práctica de algún deporte.

Si ya tiene un especial interés, es el momento de preguntarle si prefiere centrarse en una sola actividad o, incluso, si le gustaría practicar deporte de forma profesional.

Deportes para niños y niñas de entre 8 y 10 años

Si se decanta por esta última opción, la familia debe estar de acuerdo y ser consciente del sacrificio que supone por parte de los padres (alimentación, horarios, competiciones…). Si todos los miembros están decididos, es el momento ideal para iniciarse en un club deportivo.

Aquí también tenemos que desempeñar una labor muy importante como padres, facilitando a nuestros hijos e hijas las herramientas necesarias para el manejo de la frustración que pueda surgir en determinados momentos. Es decir, les debemos enseñar que, en esta vida, hay veces que se gana y otras se pierde, y que el juego consiste en eso, y en analizar los errores que hemos cometido para poder mejorar.

Ejercicio físico y adolescentes

Si tu hijo ha pasado a la adolescencia habrá experimentado, o lo estará haciendo, gran cantidad de cambios, físicos, emocionales y sociales, que suponen la transformación de niño a adulto. En esta etapa, es importante la realización de deporte para que los músculos se desarrollen correctamente. Además, su personalidad debe primar más que nunca en la elección y le debe servir para ganar autoestima y sentirse mejor.

Ejercicio físico y adolescentes

Su grupo de amigos, las relaciones de pareja y el interés por mejorar su imagen personal, tendrá un papel importante parar iniciarse en el deporte, pero hay que tener en cuenta que un niño que no ha practicado deporte en su infancia o preadolescencia, es más reacio en esta etapa a iniciarse en el mismo.

Como estímulo, los padres pueden ofrecerles, de vez en cuando, salir a dar un paseo o planificar una excursión por la naturaleza con ellos, con el fin de introducir o fomentar el hábito del ejercicio físico desde éstas prácticas sencillas.

En definitiva, el deporte resulta beneficioso a cualquier edad, ya que además de fortalecer nuestros músculos, nos ayuda a relacionarnos de forma adecuada con nuestro grupo de iguales, aceptando normas y límites, compartiendo intereses y fomentando el trabajo cooperativo. Por otro lado, también sirve para relajarnos y evadirnos de la rutina diaria, descansando mejor y tomando fuerzas para iniciar un nuevo día.

Cristina Martínez

Periodista, asesora de comunicación y madre. Más de diez años de experiencia poniendo palabras a los hechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *